QuГ© creen efectivamente los miembros masculinos y las hembras sobre el sexo casual?

QuГ© creen efectivamente los miembros masculinos y las hembras sobre el sexo casual?

Hace 40 aГ±os, dos psicologos llevaron acabo un experiencia en el que chicas y no ha transpirado hombres se acercaban a desconocidos del sexo opuesto desplazГЎndolo hacia el pelo los invitaban a tener relaciones sexuales. CuГЎnto han cambiado las actitudes desde entonces?

Varias crГ­ticas difieren con las conclusiones de el estudio y no ha transpirado creen que la conducta sobre la chica hacia el sexo goza de mГЎs que ver con cultural que con lo biolГіgico.

Asistencia sobre noticias

SerГ­В­a un experimento tan famoso que incluso inspirГі la pegadiza canciГіn de los aГ±os ’90comme “Te te gustarГ­a acostar conmigo?” sobre la franja britГЎnica sobre jazz-pop Touch and Go.

Esa fue la pregunta que un conjunto de alumnos, varones desplazГЎndolo hacia el pelo chicas, le hacen a extraГ±os del sexo opuesto, igual que pieza sobre un experimentaciГіn hecho en el campus de la Universidad Estatal sobre Florida, en EEUU, en 1978.

Las objetivos causaron asombro: 3 de cada cuatro varones respondieron que sГ­ a la oferta. En cambio, ni la sola chica aceptГі.

Interesantemente, una diferente de estas preguntas que han sido pieza del anГЎlisis -tendrГ­as la cita conmigo?- arrojГі objetivos muy distintas: cercano sobre la medio sobre las consultados, tanto varones igual que mujeres, respondieron afirmativamente.

Las conclusiones de los expertos han sido contundentescomme el experiencia claramente habГ­a demostrado las diferencias en las actitudes femeninas y masculinas hacia el sexo casual y no ha transpirado confirmado un antiguo patrГіn acerca de los sexos.

De el psicГіlogo desplazГЎndolo hacia el pelo articulista canadiense Steven Pinker esto nunca debe existir sorprendido a nadie.

“En Caso De Que uno observa los fenГіmenos sociales percibe que los miembros masculinos poseen mГЎs disposiciГіn a ser acosadores sexuales, a comer pornografГ­a visual, a contratar prostitutas”, observГі a la BBC.

Conforme Pinker el prueba sencillamente “confirmГі sobre manera dramГЎtica la diferenciaciГіn biolГіgica bГЎsicacomme (. ) que un adulto puede reproducirse potencialmente abundante mГЎs rГЎpido que la mujer”.

De el famoso psicГіlogo y no ha transpirado redactor Steven Pinker el anГЎlisis mostrГі las diferencias biolГіgicas entre varones desplazГЎndolo hacia el pelo mujeres. (Foto: Getty)

“Cuando la mujer queda embarazada, estГЎ atada por nueve meses al embarazo, mientras que un varГіn puede engendrar tantos niГ±os como la cantidad que encuentre sobre parejas dispuestas a tener sexo con Г©l”.

” resulta una asimetrГ­a que manera parte sobre la anatomГ­a”, considerГі Pinker. “y no ha transpirado no es sorprendente que otra pieza de la organismo, nuestro cerebro, refleje esa diferencia”.

En sumario, entonces, lo que Pinker desplazГЎndolo hacia el pelo gran cantidad de otros expertos concluyeron del experimentaciГіn es que al estar el peligro sobre mantenerse embarazada, la mujer es bastante mГЎs cuidadosa al momento sobre elegir pareja y no ha transpirado no tiene afГЎn en el sexo casual.

— Mismos objetivos —

Varios estudios posteriores que reprodujeron el experiencia de 1978 llegaron a las mismos resultados, sugiriendo que nunca se trataba de algo relacionado con tabГєes sobre la Г©poca.

Algunos de los experimentos mГЎs recientes, realizado en Dinamarca en 2010, mostrГі que tampoco tenГ­a que ver con un posible puritanismo sobre la cultura estadounidense.

Ese anГЎlisis dio los mismos resultados que todo el tiempocomme ni la sola mujer aceptГі tener sexo casual con un raro, a contramano de la mayorГ­a de los hombres.

Incluso ahondГі la percepciГіn de que a los varones les obsesiona el sexo: ВЎmГЎs varones dijeron que sГ­ a un armonГ­a sexual con la extraГ±a que los que aceptaron adoptar un cafГ© que la mujer que nunca conocГ­an!

Otro trabajo realizado en Alemania en 2015 cambiГі la locaciГіn de el experimentaciГіn a un sitio considerado mГЎs propicio para una propuesta “indecente”: una discoteca.

El prueba alemГЎn sobre 2015 se realizГі en la discoteca sin embargo los resultados fueron las mismos.

No obstante aГєn allГ­, los resultados de el prueba original de Hatfield y no ha transpirado Clark se mantuvieron intactos.

— La fГ©mina y no ha transpirado el sexo —

Sin embargo a pesar sobre que las conclusiones del experiencia parecen indisputables -se alcahueterГ­a de uno de los pocos estudios sociales en las que ninguna persona cuestiona las resultados- han surgido algunas voces, especialmente femeninas, que consideran que se alcahueterГ­a sobre un malentendido.

Estas crГ­ticas no disputan el hecho que la vasta generalidad de las mujeres rechazarГЎ la oferta sexual de un raro. Pero dicen que eso no quiere decir que no les guste el sexo casual.Aseguran que la explicaciГіn de los objetivos no serГ­В­a biolГіgica, sino cultural.

En su ejemplar, “Inferiorcomme How Science Got Women Wrong” (“baja: cГіmo la ciencia malinterpretГі a las mujeres”) la cronista cientГ­fica Angela Saini sostiene que son las restricciones Г©ticos que dictan cГіmo una fГ©mina deberГ­a comportarse las que explican el rechazo femenino al sexo casual.

Saini objeta las interpretaciones que se quedan simplemente en lo biolГіgico.

“(serГ­В­a incorrecto) pensar que puedes separar la natura y la crianza, lo biolГіgico y lo cultural, y no ha transpirado regresar a la raГ­z de quiГ©nes realmente somos”, le dijo a la BBC.

“Lo que ciertamente somos es seres sociales y no ha transpirado nunca puedes separar una cosa sobre la otra”, asegurГі.

El afamado experimento referente a sexo casual arrojГі objetivos que sorprendieron. (Foto: ISTOCK)

Sarah Blaffer Hrdy, autora de “The Woman That Never Evolved” (“La fГ©mina que nunca evolucionГі”) coincide en que serГ­В­a lo social lo que define las actitudes de las chicas hacia el sexo.

Remarca que si bien en las Гєltimos siglos a la chica se la considerГі un ser demasiado menor sexual que el hombre, lo cual no siempre fue de este modo.

“En algunas culturas se temГ­a a las hembras y se las veГ­a como el diablo desplazГЎndolo hacia el pelo igual que demasiado sexuales. Los antiguos griegos comparaban a las hembras con osos desplazГЎndolo hacia el pelo leones, sugiriendo que era preciso mantenerlas encerradas”, relata.

Y pero hoy la visiГіn ha cambiado demasiado desde las Г©pocas victorianas, cuando los psicГіlogos creГ­an que las chicas no tenГ­an pretensiГіn sexual minder, lo cierto es que hasta en el siglo XXI desplazГЎndolo hacia el pelo en poniente, Existen fuertes restricciones sociales acerca de las chicas, cuando de sexo se prostituciГіn.

Deixe uma resposta